“Yo hago nuevas todas las cosas” (Ap 21,5)

Esa afirmación del Señor que puede ser entendida con referencia a muchas cosas –ya que “todo” es justamente aquello donde nada se excluye– desde hace años me suena y resuena que principalmente se puede aplicar a una cosa, a una realidad. No hay duda que a lo primero que hace referencia el Señor es al mundo nuevo que sobrevendrá luego de su Segunda Venida –en ese contexto lo afirma en el último libro sagrado–. Sin embargo, sabemos que ya su Encarnación produjo una nueva creación, más gloriosa aún que la primera. El Catecismo afirma que “La primera creación encuentra su…

Leer más…

San Ignacio y la penitencia II: La interna, después de Manresa

Continuamos con el último post en que hablábamos del Santo de Loyola y su vida de penitente desde su conversión hasta el tiempo que estuvo en Manresa[1]. Primero que nada, recordemos una vez más la importancia trascendental de la penitencia interna, de la que hablaremos en esta entrada. La Vulgata, edición latina “oficial” de la Biblia, la equipara a la conversión: “Si no os convertís[2] (en latín: “si no hacéis penitencia”) todos igualmente pereceréis” (Lc 13,3). Es que, como dirá San Juan Pablo II: “La conversión exige la convicción del pecado”[3]. Es por esto que en todos los santos –no solamente…

Leer más…

San Ignacio y la penitencia I: desde Loyola a Manresa

El Catecismo de la Iglesia, cuya lectura nunca nos cansaremos de recomendar, en la tercera parte donde desarrolla “La vida en Cristo”, tiene un apartado sobre “Gracia y justificación” y comienza así: “La gracia del Espíritu Santo tiene el poder de santificarnos, es decir, lavarnos de nuestros pecados y comunicarnos ‘la justicia de Dios por la fe en Jesucristo’ (Rm 3,22)”[1]. En los párrafos siguientes afirma que: “Por el poder del Espíritu Santo participamos en la Pasión de Cristo, muriendo al pecado y en su Resurrección, naciendo a una vida nueva”[2], y también “Movido por la gracia, el hombre se…

Leer más…

¿Qué le gusta a un sacerdote…?

Los niños nunca dejan de asombrarnos y más de una vez aprendemos de ellos, o más bien, Dios nos enseña usándolos a ellos ya que, por no haber manchado su vida con el pecado, reflejan más fácilmente la sabiduría divina y pueden decir en pocas palabras muchas cosas y muy profundas. Esto fue lo que me ocurrió hace unos días cuando al ir a visitar a una familia amiga, ni bien llegar, la dueña de casa me entregó un sencillo dibujo hecho por el mayor de sus hijos, Marcos, a lo cual acompañó el diálogo que tuvo con él antes…

Leer más…

San Ignacio y la Navidad

“No es posible dejar de ver en la vida de Ignacio una ternura y devoción especialísima al Santo Nacimiento de Jesucristo”[1], comenta en su biografía el P. Casanovas. Una de las pruebas de esto la podemos encontrar en el hecho de que, luego de ser ordenado sacerdote, dilató durante un año y medio la celebración de su primera Misa, con la intención de poder hacerlo en el mismo lugar del nacimiento del Señor. El dato preciso que tenemos es que “Había determinado, después que fuese sacerdote, estar un año sin decir misa, preparándose y rogando a la Virgen que le quisiese…

Leer más…

Textos sobre la Pasión (2)

 «Todo está en la pasión. Es allí donde se aprende la ciencia de los santos» San Pablo de la Cruz: Como hiciéramos el año pasado, ofrecemos algunos textos sobre la Pasión para mayor aprovechamiento de la Semana Santa, la más importante del año litúrgico. ¡Que el Señor y su Santa Madre los colme de bendiciones en estos gloriosos días! Posteados en el blog El Cielo y la Cruz ¿Entregó Dios Padre a su Hijo a la Pasión? “Por mí” …sabréis que Yo Soy Nos autem sperabamus… ¿Por qué la Cruz? Mi obra de arte Señor… no pides mucho El amor…

Leer más…

El amor vence

Publico un sermón que prediqué el sábado pasado (30/07) para los religiosos y religiosas de nuestros hogares de caridad de San Rafael, Argentina. ———– La perfección, la santidad, no es otra cosa que la caridad llevada al extremo, a la heroicidad. Eso, para cualquier cristiano, ¡cuánto más para nosotros que dejamos todo para alcanzarlo! Y particularmente nosotros que vivimos, nada más y nada menos, que en “La Ciudad de la Caridad”. Quiero leerles tres testimonios que nos pueden ayudar a recordar esa importancia que tiene el amor[1].   La Cruz y el amor de Dios Los tres testimonios son recientes, de…

Leer más…

Textos sobre la Pasión

Como diría San Pablo de la Cruz: «Todo está en la pasión. Es allí donde se aprende la ciencia de los santos». Copio debajo una selección de textos del blog sobre la Pasión del Señor. ¡Que el Señor y su Santa Madre los colme de bendiciones en estos gloriosos días! Posteados en el blog El Cielo y la Cruz ¿Entregó Dios Padre a su Hijo a la Pasión? “Por mí” …sabréis que Yo Soy Nos autem sperabamus… ¿Por qué la Cruz? Mi obra de arte Señor… no pides mucho El amor vence Lecturas recomendadas – Dos capítulos de la imitación de Cristo…

Leer más…

El Dios de la misericordia

Para este tiempo de Gracia, como es la Cuaresma, y en este «Año de la misericordia», vaya un pequeño aporte. Retiro virtual: «El Dios de la misericordia»       Aprovecho para agregar el retiro realizado en la Cuaresma de 2014. «He aquí que vengo, oh Dios, a hacer tu voluntad» (Heb 10,7)   Rezamos por los frutos!!

Leer más…

¿Por qué la Cruz?

Como sabemos, en Cristo coexisten dos naturalezas: la humana y la divina; ambas están unidas, no mezcladas, conservando cada una toda su perfección. La unión entre ambas naturalezas se llama hipostática, es decir unión “en la sustancia” o mejor aún “en la persona” ¿Cuál persona? En la Persona del Verbo de Dios. Esto significa que aun habiendo en Cristo dos naturalezas, no se dan en Él dos personas, y así  la naturaleza humana de Nuestro Señor subsiste en la única persona divina del Hijo de Dios. Como consecuencia de lo dicho, cada acto meritorio –aún el más mínimo– realizado por…

Leer más…